La Gomera

La Gomera, conocida como la isla mágica, es la segunda más pequeña del archipiélago canario. Ya que es la más próxima a la isla de Tenerife, en concreto, de la masificada zona de Los Cristianos, cada vez consigue atraer a más turistas; la gran mayoría son los extranjeros que llegan con los comercializados paquetes de «2 días en La Gomera» y que los llevan de un lado a otro con los autocares que acaban colapsando las carreteras. Por su cercanía, también cuenta con un elevado número de turistas de la región, especialmente tinerfeños, desde escapadas de fin de semana como vacaciones de mayor duración. A pesar de eso, si te gusta la naturaleza siempre encontrarás un rincón libre para ti.

He tenido la oportunidad de venir dos veces a esta isla (la primera en octubre de 2015 y la segunda en mayo de 2017) y las dos veces me ha enamorado. Yo diría que la isla tiene el síndrome de «quiero volver», cuando estas ahí solo estas ahí.

El «must» de la isla es el Parque Nacional del Garajonay, totalmente imprescindible; pero el otro «must» quizá no tan conocido pero igualmente imprescindible es probar y comprar almogrote gomero, especialmente el que hacen en Casa Efigenia, en Las Hayas, simplemente sin palabras.

IMPORTANTE: como todos, este viaje es low cost, es decir, seguiremos con nuestra línea de «si no gastamos para dormir, podremos gastar para comer«, así que si es posible acamparemos y sino, dormiremos en el coche. 

POSTS de La Gomera 2017:

De nuevo en La Gomera, la isla mágica – Día 1 y 2

Recorrido por el Garajonay – Día 3

Ruta por el Norte de La Gomera – Día 4 y 5

Relax en Valle Gran Rey – Día 6 y 7

Últimos días en La Gomera – Día 8 y 9

Acampar en La Gomera

Parece mentira que en un lugar como este no haya más sitios habilitados para acampar, pero por ahora – legalmente – tan solo podemos poner la tienda en el Camping La Visita de El Cedro.

La otra opción es hacer vivac o bien poner la tienda en horario nocturno para ser más discreto; según nos informaron, cada vez hay más vigilancia, sobretodos durante los meses de verano. Si se viaja a la isla durante estos meses de verano, el cabildo ha habilitado una zona en la Playa de Ávalo que nos permite acampar siempre solicitando el permiso previamente (creo que es desde finales de junio hasta finales de agosto o septiembre).

Nosotros optamos por usar el coche como casa móbil:) hay algunos puntos con duchas y sino siempre nos quedan los puntos de agua para rellenar la garrafa y podernos duchar.

Camping La Visita (El Cedro)

Se trata de un restaurante ubicado en El Cedro, justo en el límite del Parque Nacional del Garajonay, el cual han aprovechado para habilitar como «camping» (a mi parecer sería más bien una zona de acampada si no fuera porque es un servicio de pago). Primero voy a indicar la información del lugar y ya después entro en mi opinión personal, sobretodo en cuanto al trato recibido.

Está situado a unos 800 metros sobre el nivel del mar y suele estar cubierto por el mar de nubes, así que mientras no haya sol hará bastante fresquito, sobretodo por la noche cuando bajan las temperaturas; por eso recomiendo las parcelas que están cubiertas y no quedan tan expuestas al frío, la verdad que se agradece.

El precio es de 3€ por persona y noche, algo bastante razonable, pero cuando algo es tan barato… siempre hay un porqué.

Servicios:

  • Dispone de baño (en teoría 2, pero uno de ellos estuvo siempre cerrado), IMPORTANTE: hay que llevar papel de wc porque ellos no lo reponen (lo venden por 0,50€ el rollo).
  • Duchas al aire libre, en eso no tengo mucho problema, el mayor inconveniente es que no puedes llegar muy tarde para ducharte porque a la que empieza a oscurecer… la ducha al aire libre deja de ser apetecible. En su web ponen que disponen de duchas de agua caliente y fría, y no queda muy claro… pero en realidad quiere decir que solo hay 2 duchas con agua caliente (las dos que están en el muro).
  • Lavaderos y fregaderos
  • Dispone de fogones y mesas repartidos por diferentes parcelas (la mayoría están cubiertos), eso sí, tendréis que llevar vuestro propio carbón. Nosotros llevábamos camping gas y está permitido.
  • Electricidad nocturna por la zona de las parcelas.
  • Toma de corriente, justo fuera del baño, creo que habían 4 enchufes (en nuestra parcela había una toma de corriente que funcionaba cuando encendían las luces).

Cómo llegar: Por carretera sólo hay un acceso y es por la CV-14 (carretera asfaltada) y desde ahí habrá que tomar un desvío (bien señalizado) por un camino de piedra (Se puede llegar con un turismo sin problema), poco a poco ya que el camino es estrecho. Podemos coger la CV-14 desde la GM-1 (la carretera principal de la isla, circular) entre San sebastián y Hermigua, o desde la GM-2 (la carretera que cruza la isla en diagonal).

En su página web podéis encontrar las fotos del camping y sus servicios.

 

Mi opinión personal

No tengo nada en contra del lugar, todo lo contrario, me parece una magnífica idea y debería haber más sitios como éste alrededor de la isla que nos permitan acampar; tampoco me importa el hecho que sea de pago, pero generalmente, cuando abonas una tasa para poder pernoctar en un lugar esperas unos servicios mínimos, o como mínimo un trato decente (ya no digo amable, simplemente decentes y respetuosos).

La primera vez que visité la isla, iba con Raquel y estábamos haciendo un trekking por la isla así que sólo paramos a tomar algo (me quedé con ganas de dormir ahí porqué sinceramente el sitio lo vale); ahí fue el primer contacto con la propietaria (la mujer pelirroja) y ya no me causó muy buena sensación, en general fue bastante borde y cuando le pedimos información tanto del «camping» como de os alrededores fue muy seca y cortante. Al final y al cabo no le dí más importancia, ya que sólo estábamos de paso y quizá tuviera un mal día.

Esta segunda vez he podido corroborar que no es que tenga un mal día, sino que es así día tras día. Desde el momento en que haces el «check in» y te «informa» sobre los servicios (solo si le preguntas) señalando a lo lejos las zonas donde poner la tienda, te das cuenta de que no destaca precisamente por su amabilidad (algo bastante sorprendente cuando trabajas de cara al público), así que rápidamente recordé la misma sensación que me transmitió 2 años atrás .

Decidí no pensar más en ello, pero acabó siendo bastante irritante (a pesar de que la chica que trabajaba ahí fue super amable con nosotros). La gota que colmó el vaso fue cuando le pregunté amablemente si me dejaba enchufar el portátil dentro del bar durante un rato (para no dejarlo abandonado fuera del baño) y me dijo que no, que los enchufes estaban en el baño. Lo entendí ya que no estábamos consumiendo en el bar. Al día siguiente, después de volver de la caminata fuimos al bar y nos tomamos unas cuantas cervezas (no fueron solo una ni dos), y le pregunté a la chica (la trabajadora amable) si podía enchufar el portátil, dando por hecho que no habría problema ya que estábamos consumiendo, me dijo que sí pero de un modo un poco raro y mirando a su alrededor, en ese momento no entendí el porqué, así que lo enchufé y no pensé más en ello. Al cabo de 1 hora o 2, fuimos a pagar y cuando fui a coger el ordenador vi que estaba en el mismo lugar dónde lo había dejado yo, pero con la única diferencia de que ya NO estaba enchufado, y la propietaria estaba ahí al fondo mirando… (creo que nos lo podría haber explicado amablemente en vez de desenchufarlo sin más).

Otro punto que me irritó bastante fue el de los baños. Nosotros no llevábamos papel de wc ya que cuando llamé por teléfono no nos informaron y tampoco lo había leído, pero no lo supimos hasta la mañana en que nos íbamos, ya que supongo que alguien dejaría papel en el baño y di por hecho que lo reponían ellos. Así que cuando fui por la mañana y vi que no había, fui al bar a pedir y fue cuando me comentó que ellos no lo ponían, sino que lo vendían, a 0’50€ el rollo, lo que me pareció todo un robo. Le pregunté que si por una vez podía usar el baño del bar (si quería me podía tomar un café), pero sorprendentemente los baños del bar no los abren hasta las 12h, algo que no tiene mucho sentido si el horario del bar es de 9h a 20h… y los tenían cerrados con llave.

Podría seguir… pero creo que os podéis hacer una idea: el lugar un 10 pero el trato me pareció penoso. Parece increíble que a gente así se le permita seguir «gestionando» uno de los lugares más importantes de la isla.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: